Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

SE HALLA EL BORDE DE NUESTRA GALAXIA

Esta es la primera vez que se define hasta donde llega la materia oscura que rodea toda la Vía Láctea.

Es cierto, que casi no sabemos nada sobre la galaxia en la que vivimos con respecto a otras de las muchas que nos rodean pero poco a poco se van descubriendo nuevos datos. Estar dentro de la propia Vía Láctea es una tarea complicada cuando se trata de estudiarla debido a la complejidad de aspectos y dimensiones que pueda tener esta perspectiva. El último dato es la distancia a la que se encuentra el borde de nuestra galaxia, nada más ni nada menos que 1,9 millones de años luz. Un cálculo extraído a partir de las mediciones de las distancias de los objetos de su periferia.

Un ejemplo, son las observaciones y datos extraídos del satélite Gaia, que se encarga de medir la posición y velocidad de mil millones de estrellas de la Vía Láctea. Este satélite calculo que el diámetro del disco de nuestra galaxia es de aproximadamente 260.000 años luz, unos datos que de por sí ya son estratosférico pero que no terminan ahí.

Según un estudio que se publicará en Monthly Notices of the Royal Astronomical Sociesty, y ya publicados en arXiv, un equipo de investigadores de la Universidad astrofísica de Durham, Reino Unido acaba de revelar que este diámetro es de 1,9 millones de años luz.

La gran cantidad de materia oscura que rodea a nuestra galaxia esta a su vez rodeada de estrellas que se mueven a gran velocidad influencias por las fuerzas gravitatorias que estos cuerpos producen unos entre otros. Esto es lo que ha permitido detectar la materia oscura que recubre la Vía Láctea, según los datos de Alis Deason y su equipo.

Primero llevaron a cabo una serie de simulaciones de alta resolución de los halos de materia oscura de las otras galaxias con una masa aproximada a la de la Vía Láctea. Más tarde, se centraron en Andrómeda, la galaxia más próxima a nosotros, la cual nuestra galaxia a dos millones y medio de años luz de distancia, lo bastante cerca como para influenciar gravitatoriamente con la Vía Láctea.

Por eso tras comprobar estos datos, con los mismos realizados a otras galaxias más pequeñas, se midió la distancia y velocidad de un punto con un lado, dando así 950.00 años luz. Por lo que al establecer el diámetro, 950.000 por dos, se llevó a la conclusión de los 1.9 millones de años luz.

“Es la primera vez que se consigue definir hasta dónde llega el halo de materia oscura que rodea la Vía Láctea”, mantenía este grupo científico.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X