Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

EL GOBIERNO DE UNIDAD EMPIEZA A GOBERNAR EN ISRAEL

Tras un estancamiento de 500 días, el Gobierno ha empezado su viaje con el apoyo de 73 de 120 diputados de la Knésset. En gran parte, esto se ha debido a la emergencia de la pandemia y ha sido dirigido por el primer ministro en funciones, Benjamin Netanyahu, y el líder centrista Benny Gantz que será titular de Defensa hasta el 17 de noviembre de 2021 cuando tome el relevo de su gran rival en las tres elecciones en el último año.

El llamado “Gobierno de emergencia nacional” ha tomado posesión este domingo entre el alivio por evitar otras elecciones y la crítica ante la coalición más amplia y despilfarradora de Israel con 35 ministros y 16 viceministros. Esto se ha debido al invento de algunas carteras y la fragmentación de otras para satisfacer a todos los partidos implicados. “Aceptamos la crítica pero la alternativa era celebrar las cuartas elecciones en un año que sería mucho más caro”, declaraba el nuevo ministro Mijael Biton en el Gobierno 35 en la historial de Israel y el primero en el que dos dirigentes juran el cargo de primer ministro a la vez.

Peres encargará hoy a Netanyahu la formación de gobierno en Israel

Es el precio de la inestable estructura construida entre Netanyahu y Gantz para contrarrestar su profunda desconfianza y sostener un Ejecutivo donde ministros de la derecha, el centroizquierda y ultraortodoxos deberán convivir y hacer frente a sus diferencias ideológicas respecto al estamiento judicial, la relación Estado-religión o el conflicto con los palestinos.

En este sentido, la primera gran prueba de fuego se avecina. A partir de julio, Netanyahu puede promover la ley de soberanía sobre los asentamientos judíos de Cisjordania. Aunque el partido de Gantz se opone a una anexión unilateral, a Netanyahu le costará no cumplir su promesa ya que ha sido su principal argumento para convencer a sus bases a pactar con el rival, renunciar a carteras importantes (Exteriores, Defensa, Justicia, Cultura), aparcar iniciativas de leyes que recortan el poder del Supremo e incluso en el último tramo enviar al partida ultranacionalista Yamina a la oposición.

Beatriz Díaz del Pozo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X