Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

PAZ PADILLA PREPARA UNA DESPEDIDA MUY ESPECIAL AL AMOR DE SU VIDA

Hace apenas unos días que la presentadora Paz Padilla perdía al amor de su vida por culpa de un tumor cerebral. Tras el doloroso entierro del abogado, Paz decidió organizar una despedida a su manera, en el lugar donde se dieron el sí quiero, llena de música y alegría, de los más allegados de la familia. “Cada último rayo del sol de ayer fue por ti, tes quiero my love”, escribía en su cuenta de Instagram.

Pero no es lo único doloroso a lo que se ha tenido que enfrentar. Hace seis meses enterraba a su madre de 91 años, siempre arropada por su familia y amigos. La historia de Paz Padilla y Antonio Juan Vidal, demuestra que sí existen las segundas oportunidades para los amores verdaderos, y que no importa el tiempo ni la distancia, si dos personas están destinadas a estar juntas, el tiempo las unirá.

Ambos se conocieron cuando tenían tan solo 14 y 17 años. Fueron novios durante catorce años, pero sus caminos se separaron cuando la actriz se mudó a vivir a Madrid. Conoció a Albert Ferrer, padre de su hija, Anna y se casó con él, aunque la relación duró apenas unos años. Poco después, Antonio, el amor de su juventud, y de su vida, volvió a la vida de la presentadora, tras casi dos décadas separados.

Organizaron un viaje a la India, donde Padilla le tenía preparada una boda secreta a Antonio, hasta que un día antes se lo dijo. “Fue una boda legal, con los papeles presentados en la embajada. Estábamos Antonio y yo solos, y organicé todo sin que él lo supiera. Antonio aceptó encantado, pero con la condición de que hiciéramos otra celebración en Cádiz con nuestra familia”. “Fue una ceremonia con todos los rituales hindúes. Me tatué hasta henna en las manos”, contaba la presentadora.

En 2016 celebraron una segunda y romántica boda en la playa en Zahara de los Atunes, hasta que el destino ha querido volver a separarles. “Yo no me vuelvo a separar. Me he casado con el hombre de mi vida. Me ha costado volverlo a encontrar 20 años. Para mí lo es todo, me gusta su olor, es maravilloso todo, es un tío muy bueno, muy compresivo… Sabía que lo quería, pero no tanto”, dijo entonces Paz Padilla.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X