Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

¿LA EXPLOSIÓN DEL ACORAZADO MAINE FUE PROVOCADA O ACCIDENTAL?

El USS Maine ACR-1 fue uno de los primeros acorazados de la marina de Estados Unidos. Llevaba tres años de servicio, desde el mismo año que empezó la última guerra por la independencia de Cuba, hasta que sufrió una explosión en el puerto de La Habana que causó su hundimiento y la muerte de tres cuartas partes de su tripulación, un hecho que conllevaría finalmente al Desastre del 98 para España.

Cuba era la última colonia rica del Imperio español en América y durante el siglo XIX había llevado a cabo varias insurrecciones independentistas contra la metrópoli. Al mismo tiempo, Estados Unidos se convertía en una gran potencia y se interesaba en posesiones insulares en el océano Pacífico y el mar Caribe, especialmente a costa de la decadente España, que repetidamente rechazó las propuestas de compra de sus últimas colonias. El grito de Baire de 1895 hizo estallar un gran golpe que los rebeldes cubanos estaban a punto de ganar después de tres años de lucha.

Con el pretexto de velar por los intereses americanos en Cuba y Puerto Rico durante el conflicto hispano-cubano, el gobierno de Washington envió el Maine sin previo aviso. Tres semanas después de llegar a las aguas habaneras, el buque voló repentinamente el 15 de febrero de 1898. En cuanto que la noticia llegó a Norteamérica, sin que se realizara una investigación, la prensa amarilla de William Randolph Hearst culpó directamente a España, utilizando aquella desgracia como catalizador para declararle la guerra.

La intervención estadounidense aceleró la derrota de España, que perdería todas sus colonias de ultramar excepto las de África. Ambos Estados Unidos y España llevaron a cabo comisiones separadas, sin posibilidad de colaboración, para investigar cómo se produjo el estallido del Maine. A día de hoy todavía se desconoce la causa exacta y se han realizado muchas especulaciones al respecto. Lo más seguro es que el desastre se debió a un incendio en una carbonera o en una mina.

Se sostiene que los estadounidenses o los cubanos provocaron el siniestro deliberadamente como operación de bandera falsa para agravar las tensiones bélicas. Sin embargo, es también probable que el incendio fuese un accidente, que el capitán del acorazado no se hubiese percatado. La comisión americana de 1898 concluyó que la mina había hecho explotar la munición de proa, pero una investigación privada del almirante Hyman Rickover en 1974 indicó que la explosión por el carbón en los pañoles de munición era más probable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X