Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

EXISTEN POSIBLES VIAJES CON GRANDES LIMITACIONES EN OTOÑO E INVIERNO

El nuevo estado de alarma de España, junto con las previas y sucesivas restricciones que se van imponiendo en cada zona del país, genera mucha dificultad para unos desplazamientos que se han limitado mucho ante la desesperación popular y la necesidad extrema de contener un virus que parece imparable. Aun así, también es importante hacer todo lo posible por invertir de alguna forma en la economía nacional, en la que la movilidad personal tiene un papel trascendente.

En otoño hay importantes festividades españolas, como lo son el puente del Pilar, el Día de todos los Santos y el Día de la Constitución, que mucha gente tiende a utilizar para hacer salidas de fines de semana. Estas escapadas también pueden deberse actualmente al deseo popular de despejarse del peligro que suponen las grandes ciudades en tiempos de pandemia por las concentraciones de gente que se producen sobre todo en los centros urbanos desde el amanecer hasta el anochecer. De ese modo, la gente desea olvidarse temporalmente de la rutina y estar en otros lugares, por lo que se han promovido opciones de viajes que puedan ser viables ante las presentes circunstancias.

Para viajar a nivel nacional, hay que elegir bien un destino, preferiblemente rural, asegurándose de que la comunidad o provincia donde se ubica no esté confinada. Las comunidades autónomas que actualmente se presentan más seguras sanitariamente son Canarias, Extremadura, Galicia, Baleares y las ciudades de Ceuta y Melilla. A nivel internacional, hay países que, de momento, no tienen sus fronteras cerradas y ofrecen bellos paisajes naturales que enriquecen su turismo, como Andorra y Finlandia. Igualmente, para hacer ese tipo de viaje, la cuestión sanitaria es más importante, por lo que se debe garantizar la inexistencia del virus mediante la realización de pruebas y la ausencia de síntomas.

De todas formas, la segunda mitad de octubre de 2020 es cuando más alto ha sido el nivel de COVID-19 en España y muchos otros países; el índice de contagios crece a un nivel comparable al de marzo y el estado de alarma ha sido necesario, por lo que lo más conveniente es tener paciencia antes de hacer alguno de estos viajes que, aunque puedan ser posibles, suponen un cierto riesgo. De todos los festivos, el 1 de noviembre se presenta como el menos conveniente para viajar. Además, después de los festivos otoñales, la llegada del invierno coincide con el inicio de las vacaciones por Navidad, que es cuando más desplazamientos se esperan y los límites en transporte público serán imperativos para mantener el distanciamiento y con él la salud vital.

Ya que existen opciones de viajes que se pueden hacer en las estaciones de más frío, si se quieren aprovechar, es muy importante elegir el momento adecuado, pensando tanto a nivel personal como a nivel común y, ante todo, en la situación nacional o regional de cada momento. Por ejemplo, si se vive y trabaja en una gran ciudad y se desea ver en Navidad a la familia en otro lugar a mayor distancia del lugar habitual de trabajo, lo mejor sería no viajar hasta que llegue el momento de las vacaciones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X