El CBD y sus propiedades beneficiosas: cómo consumirlo

Son muchas las personas que tienen una idea equivocada de lo que significa consumir CBD. Cuando explicamos que esto es un fitocannabinoide que se encuentra en la planta del cannabis, la reacción de mucha gente es relacionarlo directamente con el consumo de drogas y con el uso recreativo de la marihuana para alterar nuestra realidad y no, desde luego, para mejorar nuestra salud.

Y es que cuando hablamos de CBD, no estamos hablando de la marihuana común, sino de otro compuesto químico que forma también parte de la planta, pero que es muy diferente del THC, el otro ingrediente, por llamarlo así, que tradicionalmente se encuentra en la planta y que produce efectos psicotrópicos como puedes leer pinchando aquí.

De hecho, y a la espera de que se vayan realizando más y más estudios sobre los enormes beneficios del CBD para nuestra salud, cada vez son más los expertos que afirman que el THC provoca algunos problemas de diferente gravedad, como son los trastornos de ansiedad, y la consecuente paranoia y pánico. Sin embargo, estos mismos expertos se encuentran en proceso de estudiar que el CBD, por el contrario, ayuda en infinidad de problemas que surgen en el cerebro, como es dicha ansiedad, el estrés, los problemas de insomnio e incluso la depresión.

Formas de consumir el CBD

Una vez hemos llegado a la conclusión de que quizás el uso del CBD puede ayudarnos con algunos problemas, o simplemente nos apetece probarlo para relajarnos y poder descansar, debemos de averiguar de qué forma podemos consumirlo, y cuál es mejor o peor para la salud, que al fin y al cabo es lo más importante:

La marihuana con CBD

Para las personas que han sido consumidoras de marihuana tradicional, o bien que son fumadoras habituales de tabaco, les puede parecer interesante conseguir una marihuana que contenga CBD en lugar de THC.

Hoy en día existe en muchas tiendas, tanto en internet como de forma física en grandes ciudades (Madrid o Barcelona, por ejemplo) la posibilidad de comprar este tipo de marihuana, que de hecho es legal. Esto es porque no coloca, como se suele decir habitualmente, y solamente tiene efectos sobre nuestro cuerpo.

El aceite de CBD

En el caso de que una persona no sea fumadora, no debería de empezar a serlo ya que fumar no es bueno para la salud. Por ello también es posible consumir el CBD sin recurrir al humo, y esto es a través del aceite de CBD.

También en gran cantidad de superficies se puede comprar hoy en día aceite de CBD en formato líquido, que se toma o bien poniendo unas cuantas gotas (según la dosis, que siempre es mejor consultar con un médico) debajo de la lengua, o bien echando dichas gotas a nuestra bebida o café.

Los productos untables de CBD

Cuando queramos hacer uso del CBD en una zona localizada, o para una dolencia física, la mejor forma de consumir el CBD es a través de una crema hidratante, o algún otro producto cosmético como puede ser el sérum de CBD.

Las cremas hidratantes que tienen este compuesto pueden ayudarnos a solucionar problemas tales como dolores musculares o bien para algún tipo de irritación o inflamación que podamos tener. En este enlace puedes ver cuáles son las cremas con CBD más recomendables en la actualidad.

Las semillas de cannabis con CBD

Si ninguna opción de las anteriores te convence porque, además, debes consultar a tu médico de qué forma podría ser la más conveniente para introducir el CBD en tu vida, otra de las soluciones es la de comer semillas de cannabis que tengan un alto contenido en CBD.

Las semillas de cannabis son como cualquier otra semilla llena de propiedades (la chía o el lino, por ejemplo). Se puede introducir en nuestra dieta habitual y disfrutar con todos sus beneficios, tanto a nivel físico como a nivel mental.

Conclusiones sobre el uso del CBD

Después de haber hablado sobre cuáles son las mejores formas de consumir CBD debemos de concluir en algo: cada persona debe decidir si le parece conveniente introducir el CBD en su vida, pero además estaría bien consultarlo con su médico para así valorar los pros según el historial clínico y el consumo de otros medicamentos.

Además de esto, es importante consumirlo de la forma en la que más nos pueda apetecer, para así seguir una rutina que pueda reportarnos los beneficios que buscamos. En cualquiera de sus formas es muy fácil encontrarlas tanto de forma física como online.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X