Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

¿Quieres lucir unas uñas perfectas?

Se dice que las manos hablan mucho de una persona. Son una carta de presentación ante cualquier persona, y muy especialmente, en el ámbito laboral cuando se trabaja cara al público. 

Muchas veces, no se tiene mucho tiempo para hacerse la manicura y la pedicura de la manera más adecuada, pero es por eso que existen aparatos que facilitan en gran medida esta tarea. Los tornos para uñas son uno de esos utensilios que principalmente ayudan en la labor del limado, para que sea mucho más rápido y con un resultado más impecable

Los tornos para uñas son la versión eléctrica de las limas tradicionales. Pero también ofrecen muchas otras opciones que consiguen que hacerse la manicura y la pedicura en casa, sea mucho más sencillo, en un tiempo más corto y con un acabado extraordinario.

Puedes encontrar excelentes comparativas de estos aparatos tanto si eres principiante como si ya tienes muchas experiencia en su uso o eres profesional. Es aconsejable fijarse siempre en las opiniones, potencia, tipos de brocas que trae, si es con o sin cable, de pedal, y por supuesto, si es para uso profesional o particular.

Ventajas de los tornos para uñas

El uso de tornos es una técnica que se utiliza en la manicura rusa, y es perfectamente compatible con cualquier esmaltado: de gel, permanente, uñas acrílicas, manicura con decoración… tardamos más en notar que las uñas han crecido, por lo que suma un extra de durabilidad.

La mayor diferencia con una manicura llamada tradicional es que el resultado es más perfecto y dura alrededor de tres semanas, mientras que al no emplear torno la manicura y pedicura aguanta unos diez días. Al no ser tan frecuente el tratamiento, la uña se endurece más y se conserva mejor.

En cuanto a las cutículas, sabemos que es una barrera protectora para bacterias e infecciones en las uñas. Al utilizar el torno se realiza una limpieza y un pulido mejor, como no se corta la cutícula, sino que se lima, se consigue un proceso más respetuoso con la piel. Cuando se usan alicates se corre el riesgo de producirse algún corte y generar algún tipo de infección en la herida. 

Las uñas revelan nuestra personalidad, nuestra salud, y nuestro cuidado personal. Por ello es importante mantenerlas impecables, hidratadas y en buen estado. Y por supuesto, ayudan a dar una buena impresión siempre, además de aportar una notable subida en la autoestima.

La importancia de unas uñas impecables

Lo que es cierto es que la importancia que tiene cuidarse las uñas, no es sólo una cuestión estética. Las funciones que cumplen las uñas son esenciales para proteger las terminaciones nerviosas y los tejidos de las extremidades de los dedos, ayudan en muchas acciones cotidianas como rascarse o coger cualquier objeto, pero además, son expertas delatoras de determinadas enfermedades que se puedan producir en nuestro cuerpo.

Es por ello que prestarles la atención debida es esencial y que debe ser considerado como un tratamiento de higiene. El trato de las uñas de las manos y pies debe ser un hábito personal constante, así como cuidamos nuestro cabello o nuestra piel. 

Una manicura y pedicura correctas también puede servir para ocultar o disimular pequeñas anomalías de la uña e incluso para subsanar ciertas malformaciones. Es un tratamiento de estética ideal para mantener las uñas sanas y bonitas, en perfecto estado.

Y como no, ayuda a embellecer y realzar las manos y los pies, completando el estilismo de una persona. Lo más aconsejable es realizar ambos procesos al menos mensualmente, para evitar un excesivo crecimiento de la cutícula y dar una forma adecuada a las uñas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X