BRUSELAS PLANTEA EL FIN DEL ROAMING HASTA 2032

La Comisión Europea planteó esta semana que el fin del roaming o su uso gratuito en todos los países de la Unión Europea continuase 10 años más tras su fecha de finalización en 2022, hasta el año 2032. La Unión Europea considera que desde su aprobación en 2017 hasta la actualidad se ha podido observar que la medida fue un acierto y los beneficios para los europeos que ha conllevado.

Fue en el año 2017 cuando los europeos dejaron de preocuparse por las llamadas, mensajes o por navegar en internet cuando viajaban a un país extranjero, pues con la medida se terminaron los recargos y se puso usar el teléfono móvil como si se estuviese en el país de origen. “En la década digital de Europa, todo el mundo debe poder tener una excelente conectividad en cualquier lugar de Europa, como si estuviera en casa” explicó la vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea, Margrethe Vestager. Siendo la única limitación el uso correcto del roaming, es decir, el no abuso de la gratuidad del servicio para utilizar internet y las llamadas en un porcentaje superior que se haría en el país de origen.

Esta renovación supone además una nueva oportunidad para mejorar el servicio, pues según datos ofrecidos por la Comisión Europea “el 33% de los usuarios aseguran haber sufrido conexiones de peor calidad y más lentas a Internet cuando han estado de viaje que los niveles contratados en su país y un 28% se queja de que ha visto cómo le rebajaron la calidad de las redes disponibles, por ejemplo de 4G a 3G·.

Entre las reformas que se plantean se encuentra el hecho de que el país de destino garantice, en la medida de lo posible, obtener la misma calidad y velocidad de red en todos los países de la Unión Europa. Si una persona posee una conectividad de 4G, las operadoras del país de destino deberán ofrecerle una conectividad de la misma calidad si es posible, no pudiendo ofrecerle un 3G si puede ser un 4G.

Además, con esta modificación de la regulación para que esta medida esté disponible hasta 2032, también se va a limitar el precio de itinerancia al por mayor de manera más baja que actualmente, es decir, el dinero que se pagan las operadoras entre ellas por ofrecer el servicio a sus clientes en sus viajes. Esta medida fue pedida por los países de la parte norte de Europa, cuyos habitantes suelen viajar al extranjero y le suponía un coste mayor, frente a los países del sur que abogaban por continuar con el límite de precio por itinerancia lo más alto posible al se receptores de turistas.

Mónica Giner González

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X