UN 8 DE MARZO DIFERENTE, PERO IGUAL DE COMBATIVO

Hoy, 8 de marzo, se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Aunque esta vez las circunstancias de la pandemia han llevado la lucha a los balcones y los encuentros telemáticos,  evitando así las grandes aglomeraciones que tan poco convienen en estos momentos, desde hace ya unos días, la agenda mediática se viste de morado y las redes se incendian de polémicas que constatan que no nos hemos ido, y que este día, sigue siendo cuanto menos necesario. 

En apenas una semana se visibilizan temas que a veces parecen ser olvidados como el acoso callejero, la brecha salarial, el techo de cristal o todas las formas de violencia machista. Son jornadas de reflexión, que invitan a conocer la supuesta idea radical que señala y reivindica que las mujeres también son personas, y que este año,  pone de manifiesto más que cualquier anterior, la importancia de sus contribuciones y las cargas desproporcionadas que soportan, a pesar de que muchos se empeñen en desmantelar el movimiento, convirtiendo su reniego en otra prueba más de la necesidad de una huelga feminista mundial.

Mujeres migrantes, trans, racializadas, trabajadoras del hogar, pensionistas, obreras, sanitarias, estudiantes… todas estamos llamadas este lunes 8 de marzo y siempre, a una lucha por nuestros derechos. Esos que les fueron arrebatados por ejemplo, a las 120 trabajadoras textiles asesinadas en 1875 en Nueva York cuando reclamaban mejores condiciones laborales.

Ellas, hoy dan nombre a esta lucha. Una lucha que en realidad comenzó hace ya un par de siglos y que ha conseguido desmontar una parte del patriarcado; pero que sigue sin ser suficiente. No pedimos más, pero nos negamos a tener menos. Por ello hay que hacer hincapié en que este día es menester en tanto en cuanto lo son todos los restantes. No vale colgarse la medalla de abanderada de la lucha por lucir pancarta y camiseta, y al día siguiente aparcar el feminismo y la conciencia de clase hasta el año que viene. La lucha, por si no ha quedado claro, será feminista los 365 días del año, o no será.

Berta Santiago Egido


Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X