7 motivos para tintar las lunas de tu coche

A la hora de adquirir un coche nos ofrecen una serie de extras para elegir aquellos que nos resulten más útiles y vayan más con nuestros gustos y preferencias. Con el paso de los años nuestras necesidades cambian y también salen nuevas opciones al mercado que podemos querer para nuestros vehículos, como las lunas tintadas. Aunque no hayas adquirido el coche con ellas podrás añadirlas en cualquier momento, pegando en las lunas del coche con un adhesivo especial unas láminas de poliéster. Estas láminas tienen mucho que aportar a tu vehículo y a tu propia comodidad por eso cada vez son más los consumidores que las solicitan. Si aún no conoces sus ventajas a continuación os contamos 7 de ellas. 

  1. Estética

No es la más importante pero si uno de los factores por los que los clientes lo solicitan, sobre todo antes de conocer el resto de beneficios. El tintado da un toque elegante, moderno y deportivo a los coches.

  1. Privacidad 

A pesar de que en España está solo permitido tintar las lunas en la parte trasera para evitar quitarle visión al conductor, es una buena medida antirrobo ya que nadie podrá ver que hay en los asientos traseros. Además, podrás disfrutar del viaje viendo el exterior sin que te vean. 

  1.  Seguridad

En caso de accidente las láminas evitan la proyección de cristales, ya que estos a pesar de que se puedan llegar a partir se quedan adheridos a la lámina, lo que puede salvarte de sufrir cortes. Además, evita el deslumbramiento en caso de que el vehículo trasero lleve las luces largas o por el mismo sol.

  1. Mantenimiento 

Las lunas tintadas protegen el interior del coche del calor y de la luz, lo que hará que se conserve mejor y que la tapicería no se decolore, por lo que parecerá nueva por mucho más tiempo. Además, evitarán que el volante, el cinturón o la palanca de cambios quemen durante los meses de calor.

  1. Ahorro

El aire acondicionado de los vehículos gasta mucho carburante. Las láminas funcionan como aislante térmico, manteniendo el interior del coche más fresco y evitando que tengas que poner el aire al máximo ya que al no alcanzar temperaturas altas no será necesario. Al reducir su uso ahorrarás. 

  1. Protección 

Las lunas tintadas protegen la piel de los rayos ultravioleta hasta en un 99%. Si pasas muchas horas en el coche, estas evitarán el riesgo que suponen las quemaduras solares como el cáncer o el envejecimiento de la piel. 

  1. Comodidad

Todos estamos de acuerdo en que entrar en el coche tras llevar este varias horas al sol es una sensación horrible. Este recalentamiento además de no ser bueno para el vehículo es muy desagradable para los pasajeros y encima tarda varios minutos en desaparecer. Las láminas limitan la entrada del calor y reducen la temperatura interior del coche hasta en 10 grados. Además evitarán que los asientos quemen al entrar. 

Si aún no conocías estas ventajas de las lunas tintadas, seguro que después de este post quieres tenerlas en tu coche. El proceso es complicado ya que la lámina tiene que quedar perfectamente adaptada al cristal, pero poniéndote en manos de profesionales lo harán en un momento y podrás disfrutar de todas las ventajas que supone. Otra de sus cualidades que no podemos dejarnos atrás es que no deterioran la luna del coche, de hecho la protegen contra el rayado y pueden retirarse cuando queramos quitarlas o cambiarlas. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X