Los beneficios de la música para nuestra salud

¿Te has preguntado alguna vez los beneficios que tiene la música en nuestra salud? Dicen que cuando nos hacemos viejos y acabamos teniendo enfermedades como la demencia o el alzhéimer, la música es aquello que muy pocas veces acabamos olvidando. Por no decir, nunca.

Escuchar la música provoca en las distintas personas una gran variedad de actividades y estímulos cerebrales que influyen en los aspectos más importantes de nuestra vida como son el estado de ánimo.  Es habitual escuchar una canción alegre y al mismo tiempo saltar de alegría por toda la casa en cambio escuchar una triste en ese momento que peor estamos y no parar de llorar. Cada vez más hospitales utilizan la música entonces para terapias con el objetivo de que sea un tratamiento “curativo” de enfermedades relacionadas con nuestro ánimo como ansiedades o estrés.

Pero, ¿Toda la música es válida? ¿Hay diferencia entre musical y ópera? ¿Entre rap o pop? Da igual que tipo sea. Es música. Y la música nos ayudará a una mejora en la atención y el aprendizaje. Aprendemos con ella a interpretar varios aspectos al mismo tiempo como por ejemplo la diferencia entre armonía y melodía, entre tono o ritmo, tempo o duración de las notas e incluso la expresividad en la ejecución. Todo ello sumado a la concentración que ponemos al escuchar una canción o cuando nosotros decidimos cantarla acompañando la voz principal.

La música es beneficios a la hora de permitirnos incrementar la capacidad de memorizar. Tanto cuando escuchamos música o tocamos un instrumento, la música estimula nuestro cerebro y esté hace que se creen nuevas conexiones entre nuestras neuronas. La memoria así se ve aumentada sustancialmente junto con una mejora de las habilidades cognitivas que nos ayudan a que las tareas rutinarias no se nos hagan tan pesadas.

Recomendablemente se dice que la música no debe estar muy alta para no alterarnos y elevarnos el estado de ánimo. El cerebro libera la dopamina que es la hormona del placer y sentiremos entonces que nuestro estado de ánimo mejora. Mejora como también lo hace la coordinación cuando tocamos un instrumento. No es fácil, pero gracias a los instrumentos donde se coordinan manos, pies y cabeza podemos tocar distintas melodías que conforman canciones.

Cuando hablamos de música en los hospitales, hablamos de la musicoterapia. La música no cura una enfermedad pero beneficia en la lucha que tenemos contra ellas. Muchos de los síntomas que estás enfermedades que tiene la gente, gracias a la música son paliados. Es como si la música consiguiera ser un analgésico. Es más, hospitales de gran nombre ya no solo en Madrid sino en toda Europa y los Estados Unidos utilizan está opción.

El estrés es la principal razón por la cual nos cuesta dormir todos los días y nos causa un gran dolor de cabeza. Uno de los mejores métodos para combatirlo es escuchar música que consiga relajarnos, como la música clásica con la cual podemos llegar a meditar. A los niños más nerviosos también se les pone para frenar los síntomas del trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad al desarrollar nuevas capacidades cognitivas.

Comentarios (0)
Añadr Comentarios