EL TRIBUNAL SUPREMO CONFIRMA LA PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE PARA ‘EL CHICLE’ POR LA VIOLACIÓN Y EL ASESINATO DE DIANA QUER

El Tribunal Supremo, ha confirmado este jueves la prisión permanente revisable para José Enrique Abuín Gey, más conocido como ‘El Chicle’, por el asesinato de Diana Quer en A Pobra do Caramiñal (La Coruña). La clave para establecer la condena, es el asesinato de la joven cometido en el verano de 2016, y el posterior encubrimiento del cuerpo, con el fin de ocultar una previa agresión sexual.

La Sala Segunda ha confirmado otra pena de 4 años y un día de prisión por un delito de detención ilegal y un delito de agresión sexual, en concurso medial. En los dos delitos se consideró la circunstancia atenuante analógica de confesión. “La condena se acomoda a la gravedad y perversidad del hecho y al ataque tan grave a una mujer como el que desplegó el acusado”, sentencia el tribunal compuesto por los magistrados Miguel Colmenero (presidente), Vicente Magro (ponente), Carmen Lamela, Eduardo de Porres y Leopoldo Puente.

Los jueces deniegan así, el recurso de casación planteado por el condenado con objeto de anular la sentencia judicial del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, que confirmó a su vez la dictada por un Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de La Coruña. Este tribunal le condenó también al pago de una indemnización de 130.000 euros a cada uno de los progenitores y de 40.000 euros a Valeria Quer, hermana pequeña de la víctima, y le impuso la prohibición de aproximarse a ellos a una distancia inferior a mil metros y de comunicarse por cualquier medio durante la duración de la pena y, en todo caso, desde el inicio de cumplimiento de la misma y hasta que transcurriesen diez años desde la conclusión.

El Tribunal Supremo además contradice contundentemente, el argumento de los abogados de Abuín, que exponen que el jurado estuvo influido por el carácter mediático del juicio. Por el contrario, la Sala responde que el jurado se atuvo a los hechos y pruebas, suficientes para mostrar que Abuín, secuestró a Diana sobre las 2:40 horas del 22 de agosto de 2016, cuando la joven regresaba sola a casa, con el fin de atentar contra su libertad sexual. La inmovilizó, la introdujo en el maletero de su coche y después, se dirigió a una nave industrial, dónde por medio de la fuerza física la desnudó y realizó con ella actos de contenido sexual que no se pudieron determinar. Posteriormente la estranguló y la ocultó en un pozo «de una forma despiadada, y completamente desnuda» para tapar el delito. ‘El chicle’, silenció todo lo ocurrido hasta que no tuvo más opción que reconocer ante los agentes policiales el lugar donde estaba la víctima de tan solo 18 años.

La Sala subraya que ¨la perversidad del acto es elevada por suponer un desprecio absoluto a la mujer, y a su condición como tal, al abordarla en el lugar donde la detuvo, e introdujo en el vehículo. Todo ello, con el firme y férreo propósito de atentar contra su libertad sexual, -no existe otro móvil acreditado que el sexual, pese a los esfuerzos del recurrente por suscitar el robo- y disponiendo llevarla al lugar donde se dirigió para consumar su atentado a la libertad sexual sin que nadie pudiera hacer nada ni ayudar a Diana, por lo que puede entenderse el ‘sufrimiento atroz’ que tuvo que sufrir la víctima al verse secuestrada por el recurrente, a sabiendas, o pudiendo imaginar lo que le iba a ocurrir, y estando impotente e indefensa para poder evitar lo que finalmente ocurrió¨.

asesinatocondenadosDiana QuerEl ChicleLa Coruñamagistradosprisión permanente revisabletribunal supremo
Comentarios (0)
Añadr Comentarios