Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

CRÍTICAS A MARÍA JESÚS MONTERO POR SU ACENTO

Las ministras -los ministros muy pocas veces- son juzgadas por su aspecto físico y, si encima tienen acento del sur, dan doble juego para valoraciones en los medios de comunicación que nada tienen que ver con su trabajo, y como en María Jesús Montero se juntan las dos cosas, ha sumado en pocos días artículos despectivos sobre su habla y sobre su fondo de armario. Ya le había pasado a la vicepresidenta Carmen Calvo, igualmente expuesta en un ejecutivo con remarcado acento andaluz. Y antes a Magdalena Álvarez o a Celia Villalobos (PP), porque, años después, todavía hay quien no lleva bien el trinomio mujer, ministra y andaluza.

Lo resume Igor Rodríguez-Iglesias, profesor del Área de Lengua Española de la Universidad de Málaga, para quien “hay una mezcla de racismo lingüístico, clasismo y patriarcado” porque se pone de relieve la relación del grupo dominante castellanocéntrico frente a Andalucía. En su opinión, por un lado, “se establece una lógica de jerarquización, de inferiorización, respecto de los índices lingüísticos” con los que se identifica a los andaluces: “Es lo que llamamos raciolingüístico”. Imbricado con esto “hay otra relación de fuerzas, la clasista, con un claro desprecio al hablar de las clases trabajadoras”. Y, por último, se “intersecciona una machirulada como un castillo de grande”. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X