Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

MANOLO ‘EL DEL BOMBO’ SE VE OBLIGADO A PEDIR DONACIONES DEBIDO A SU SITUACIÓN ECONÓMICA

El icónico español y animador ilustre de la Selección Española de Fútbol, Manolo El del Bombo, decía recientemente que igual tenía que vender el bombo que le hizo famoso para seguir adelante y poder comer. Las deudas están siendo cuantiosas para él y la situación le está llevando al límite, por lo que se ha visto obligado a pedir donativos.

Al igual que millones de personas que se han visto afectadas económicamente por el coronavirus, Manolo ha anunciado que está prácticamente en la ruina, ya que se ha visto obligado a cerrar su bar. Para ello, ha abierto una cuenta bancaria en la que está pidiendo donativos económicos, aportando sus datos y pidiendo solamente el nombre y el teléfono del emisor. Además, también pide alimento y agradece los envíos que le están haciendo llegar, todo tipo de productos, a Plaza Valencia club de fútbol, 5, puerta 15, donde está ubicado su famoso bar en estadio de Mestalla.

“Por favor, pido ayuda a todos: prensa, equipos aficionados. No sé si podré abrir mi bar con los partidos a puerta cerrada”, decía recientemente, algo que ha tenido una gran respuesta y, posiblemente, le permita evitar la venta de su querido bombo, el cual estaba en riesgo: “Voy a tener que vender el bombo para poder comer, siempre he dicho que jamás lo vendería, pero en algunas ocasiones me han ofrecido dinero por él y podría subastarlo. No sé qué haré”. “En estos momentos tan duros quiero agradeceros con mi máximo cariño todas las muestras de afecto que estoy recibiendo”, confesaba.

Ahogado por las deudas tras dos meses sin ingresos, este ha sido el golpe definitivo a su negocio: “No se puede abrir (el bar). He decidido dejarlo. Habrá una ley nueva y no quiero… He perdido mucho dinero desde marzo. He cerrado prefiero pedir alguna ayuda. Fíjate que me han querido comprar el bombo montones de veces y no lo daba por nada del mundo, y ahora lo tendría que dar para comer”. De esta forma desesperada se expresaba en las ondas radiofónicas al no poder afrontar el pago del alquiler del negocio hostelero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X