Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

EL SUPREMO DE LOS ESTADOS UNIDOS APOYA A LOS ‘DREAMERS’

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha dado un duro golpe a la política de inmigración de la administración Trump al dictaminar que 700.000 jóvenes indocumentados no pueden ser expulsados del país.

Estos jóvenes, llamados ‘dreamers’, llegaron a Estados Unidos ilegalmente cuando eran menores de edad. Muchos de ellos, entraron en el país siendo niños y, desde entonces, solo han vivido en Estados Unidos. En múltiples ocasiones, estas personas no tienen ninguna nacionalidad, y su primer idioma es el inglés, por lo que si se les expulsa, quedarían en un limbo legal y administrativo y con muy pocas posibilidades de conseguir empleo en los países a los que sean enviados.

Durante el primer año de presidencia de Trump, el Gobierno ya había intentado acabar con la protección legal de los ‘dreamers’, pero una serie de decisiones de la Justicia le ha ido obligando a recurrir hasta llegar al Supremo. Ahora, el tribunal ha dictaminado en su contra.

El presidente del Supremo, el conservador John Roberts, ha dado la sorpresa apoyando la sentencia en virtud de la cual la expulsión de los ‘dreamers’ es ilegal. Sin embargo, el dictamen especifica que la protección de este colectivo no es absoluta. Si el Congreso decide por ley que los ‘dreamers’ pueden ser expulsados, será una decisión legal.

La sentencia del Supremo ha sentado como un ducha de agua fría a Trump. Es la segunda vez en lo que va de semana que el tribunal adopta una decisión contra Donald Trump. El lunes declaraba ilegal la discriminación laboral por orientación de género o identidad sexual.

El decisión del Tribunal Supremo es un éxito para la oposición demócrata. El estatus legal de los ‘dreamers’ fue establecido en el año 2012 por Obama con una directiva en la que se establecía lo que es Acción Diferida para la Llegada de Niños (DACA).

Esta norma sigue en vigor actualmente, y establece una especia de ‘limbo’ para estos menores. Las personas que decidan acogerse a DACA tienen un permiso de trabajo y residencia de dos años renovable indefinidamente, pero no son ciudadanos.

Trump ha reaccionado a esta decisión a través de la red social Twitter. “¿Tenéis la impresión de que no le gusto al Tribunal Supremo?“, ha preguntado el presidente de los EE.UU. Asimismo, en otro mensaje ha dicho que “estas decisiones horribles y políticas que están saliendo del Tribunal Supremo con tiros de escopeta en la cara de todos aquellos orgullosos de llamarse a sí mismos republicanos o conservadores”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X