Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

LOS ROLLING STONE VS DONALD TRUMP

La primera vez que los Rolling Stones interpretaron en público You Can’t Always Get What You Want Mick Jagger tenía 25 años. Vestía una camiseta rosa adherida a su cuerpo, se había pintado los labios de rojo pasión, llevaba sombra de ojos, una muñequera de tachuelas y se movía con lascivia provocativa para el disfrute de todas las condiciones sexuales. Una imagen complicada de situar en el ideario estético predilecto de Donald Trump, que insiste en apropiarse de esta canción de los Stones en sus mítines. El asunto ha tomado un cariz severo, ya que Jagger y Richards acaban de anunciar que pondrán una demanda a Trump si no deja de utilizar la canción. “Si Donald Trump persiste, se enfrentará a una demanda por reproducir música de manera no autorizada”, dice el grupo en un comunicado.

La legendaria banda ha conseguido que el organismo, la BMI, anuncie que cualquier uso de una obra suya durante la campaña electoral de Trump violaría el acuerdo de licencia con la organización. “La BMI ha informado al equipo de campaña de Donald Trump en nombre de los Stones que la utilización no autorizada de sus canciones constituiría una violación de su acuerdo de licencia”, expresa el comunicado que recoge Deadline y que ha sido retuiteado por los Rolling.

El equipo de campaña de Trump utilizó la mencionada canción durante su último mitin en Tulsa, en Oklahoma, aunque no es la primera ocasión en la que utiliza este tema. En 2016 la usó por primera vez, pero ahora el grupo británico no está dispuesto a permitir que siga sonando de forma fraudulenta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X