Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

BASKONIA SE PROCLAMA CAMPEÓN DE LA LIGA ENDESA

Hace diez años, una icónica canasta de San Emeterio frente al Barcelona en el Buesa le dio el tercer título de la ACB al Baskonia. Una década después, en una Fonteta sin público en las gradas pero con una ruidosa representación del conjunto vasco en el palco, presenció como Vildoza anotaba una canasta a aro pasado a menos de cuatro segundos del final del partido que ponía el 67-69 y el título a un paso. A diferencia de 2010, el Barcelona tuvo el último tiro para ganar la Liga Endesa. El balón llegó a Higgins para un triple esquinado… pero su balón lo escupió el aro y desató la locura del Baskonia. Carreras en la pista y locura en la zona noble. El equipo de Vitoria, que eliminó al Valencia Basket en semifinales, ya tenía su cuarto título en el zurrón. El de la ACB, no un ‘torneo’.

El Baskonia se llevó el título de la Fonteta y Valencia el respeto de todo el baloncesto español. La organización de la Fase Final ha sido modélica y la burbuja sanitaria creada con su epicentro en L’Alqueria cerró ayer sus puertas con cero contagios. Eso, sin duda, vale más que cien ligas. En una contexto de pandemia, haber permitido que la ACB tenga un campeón en 2020 asegurando la salud de todos los participantes será un hito que se recordará en la historia de nuestro baloncesto.

Es por ello que antes de que Shengelia levantara el mismo trofeo de campeón que tres años antes alzaran Rafa Martínez y Van Rossom en el centro de la pista, se realizó un homenaje a todos los héroes que han combatido el virus y han ayudado a la sociedad a salir adelante. Irene Lozano, la presidenta del CSD, acompañada por Antonio Martín, su homólogo en la ACB, entregó un trofeo de campeón a la doctora Pilar Doñoro y los doctores Ignacio Muñoz y José María Silberberg, miembros del Comité Médico de la Fase Final, en representación de todos los profesionales que han luchado contra la pandemia. En la celebración, que no tuvo el habitual confeti disparado por cañones, Shengelia hizo un guiño a su pasado taronja. El georgiano se subió a una de las canastas emulando el mítico gesto de Kammerich tras el título del Pamesa en la ULEB Cup de 2003 y Víctor Claver no pudo ganar su primera Liga. Hubiera sido en la Fonteta, en casa. Un final de cuento que terminó en subcampeonato.

Mucho antes de todo eso, los dos equipos se dieron un primer cuarto de tanteo (16-17). El Barça apretó en el segundo de la mano de un Heurtel desatado (39-33) pero el Baskonia igualó al final del tercero (51-51). El último fue un intercambio de canastas que Vildoza acabó ganando.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X