Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

HOMBRE NEGRO RECIBE SIETE DISPAROS POR LA ESPALDA POR PARTE DE UN POLICÍA EN WISCONSIN

Vídeo grabado por Rayshean White

Un nuevo caso de racismo sistemático y abuso policial impacta en Estados Unidos en modo de protesta avivando el recuerdo de George Floyd, hombre negro asesinado meses anteriores por la policía de Minnesota, así como el de Breonna Tylor, mujer negra asesinada por agentes de Louisville.

Protestas en las calles de Wisconsin

Los hechos acontecieron el pasado domingo 23 de agosto en la localidad de Kenosha, Wisconsin. La víctima, de 29 años de edad, es un afroamericano que responde al nombre de Jacob Blake, información revelada por el Gobernador de Wisconsin. El tiroteo se produjo sobre las 17.11 horas en una calle al norte de la ciudad.

Según algunos testigos que presenciaron el suceso, Blake viajaba en su vehículo en compañía de sus tres hijos cuando tomó la decisión de salir e intervenir en una discusión doméstica entre dos mujeres. Tras el aviso de dicho disturbio, la policía llegó al lugar y se dispuso a arrestar a Blake. Sin embargo, este hizo caso omiso con ademán de introducirse en el vehículo, cuando uno de los agentes lo agarró por la camiseta y consecutivamente le disparó siete veces por la espalda. Benjamin Crump, abogado representante de la familia, confirma que los tres hijos pequeños de Blake se encontraban dentro del vehículo y presenciaron la agresión hacia su padre.

Tras el atentado, Blake recibió primeros auxilios y posteriormente fue trasladado vía aérea al hospital Froedtert, Milwaukee, en estado crítico. Dos oficiales han sido suspendidos de su cargo temporalmente hasta que se esclarezca la investigación, la cual está en manos del Departamento de Justicia de Wisconsin.

Una vez es conocida la noticia, millones de protestas se alzaban por las calles de Kenosha al grito de “sin justicia no hay paz” o “di su nombre – Jacob Blake”, entre otras, obligando a las autoridades a establecer un toque de queda a partir de las 22.15 horas hasta la mañana del pasado lunes 24 de agosto.  Este acontecimiento ha revivido la ira por el asesinato de Geroge Floyd, haciéndose notar en la ola de protestas que se ha dado en el lugar de los hechos, provocando incluso incendios de coches.

Incendio provocado por los disturbios ocasionados por el caso de Jacob Blake

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, pronunció sus palabras ante la conmoción de la situación con la intención de mantener las manifestaciones pacíficas: “Debemos estar a la altura de este movimiento y este momento y enfrentarlo con nuestra empatía, nuestra humanidad y un férreo compromiso para interrumpir el ciclo de racismo prejuicio sistémico que devasta a las familias y comunidades negras“. Asimismo, asegura que no es la primera persona de raza negra en ser baleada, herida o asesinada a manos de las autoridades del orden: El racismo es una crisis de salud pública. No hay tiempo que perder.

Es perturbador mirar por la ventana donde vivo y ver a este hombre recibir siete disparos de la policía”, asegura Rayshean White, quién grabó en video los hechos y quedó afectado al contemplar la gravedad del suceso. “Es muy perturbador para mí, pero estoy bastante seguro de que los hijos de Jacob estaban más traumatizados que cualquiera durante toda la situación”.

Por otra parte, White ha constatado la información de lo ocurrido, aclarando los detalles que no han podido ser grabados. Según su testimonio, Blake le dijo a su hijo que se introdujera en el vehículo y entró en el edificio para intervenir en el altercado. Posteriormente regresó y asegura que la situación se volvió brusca y violenta cuando llegaron los policías. Dos agentes agarraron a Blake por la cabeza mientras uno golpeaba sus costillas y otro tiraba de su brazo. A continuación, otra agente le disparó con una pistola eléctrica, lo empujaron a la parte trasera del coche y Blake se dirigió hacia el lado posterior de este. Cuando observó que se disponían en el suelo, White empezó a grabar. “Espero que realmente tengan justicia para este hombre”.

Cabe destacar que miembros de la NBA también se han visto afectados y con la obligación de pronunciarse: “Blake estará en la mente de jugadores, técnicos y directivos durante el partido de hoy. Tenemos un partido muy importante para nosotros, pero lo sucedido es mucho más importante que cualquier partido o entrenamiento en Orlando“, aseguró esta mañana el entrenador de los Milwaukee Bucks, Mike Budenholzer. Tanta fue la consternación que sintió este equipo, que optaron por publicar un comunicado a través de Twitter.

En cuanto al estado de salud, Jacob Blake se encuentra estable, acordando con Crump y la familia del afectado, en la Unidad de Cuidados Intensivos: “Jacob está fuera de cirugía y en UCI. Continuaremos orando mientras lucha. No excusaremos las acciones del departamento de policía de Kenosha, pero su madre les pide a todos que por favor permanezcan en paz“, twittea el primo de Blake.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X