FALLECE UNA JOVEN PAREJA EN EL INCENDIO DE XIRIVELLA

El pasado miércoles 26 de agosto falleció la segunda víctima del incendio doméstico que tuvo lugar en una vivienda de Xirivella, Valencia, como consecuencia de las graves heridas que presentaba debido a las quemaduras. Responde al nombre de Mauro, sus familiares buscan respuestas que esclarezcan los motivos por los cuales no alertaron a tiempo el peligro de incendio.

El joven, de 25 años de edad, vivía en la tercera planta del número siete de la calle Sacramento Esteve de Xirivella, con su novia Paola, de 24 años, la cual falleció durante el incendio, que se había provocado en el primer piso, debido a las quemaduras y la inhalación de humo. Los residentes de la casa donde se inició el fuego salieron ilesos, sin embargo, la joven pareja no corrió la misma suerte.

Imagen del edificio ubicado en la calle Sacramento Esteve de Xirivella, después del incendio

Al lugar de los hechos acudieron tres ambulancias del SAMU, dos Soporte Vital Básico (SVB) y una ambulancia del Transporte No Asistido (TNA), así como la Policía Local de Xirivella y la Policía Nacional.  Dos policías locales fueron los primeros en llegar al edificio para auxiliar a los vecinos, quienes encontraron a un joven de 21 años, Víctor F., hermano de Mauro, con quemaduras en las extremidades. No obstante, este se encuentra fuera de peligro. Además, fuera del ámbito de las víctimas mortales también se encuentra una mujer de 35 años, así como un matrimonio de 68 años, trasladados al hospital por intoxicación de humo. Según diversas fuentes, los ancianos fueron dados de alta tras permanecer en observación. La TNA se hizo cargo de trasladar al Hospital General de Valencia a una mujer de 41 años y tres hombres de 32, 40 y 52 años, por los mismos motivos.

Los bomberos de los parques de Paterna y Torrent fueron los encargados de extinguir las llamas del incendio. Los equipos sanitarios auxiliaron un total de diez personas por quemaduras, inhalación de humo y crisis de ansiedad, dos de las cuales entraron en parada cardiorrespiratoria, provocando la muerte de una de ellas en el hospital.

Parecía un infierno. Todo estaba lleno de humo. Íbamos a saltar si el fuego entraba pero al final nos sacaron los bomberos”, asegura una de las víctimas rescatada por los bomberos.

La joven pareja, ahora fallecida, no tuvo la posibilidad de ponerse a salvo al ser sorprendidos mientras dormía. No obstante, los familiares de Mauro y Paola buscan esclarecer el motivo por el cual dos jóvenes de 24 y 25 años fueron los únicos que no pudieron salir del edificio en llamas: “Entendemos que una parte fue un error humano, porque tomaron decisiones equivocadas al tratar de escapar del fuego, pero que nadie les avisara, ni tuvieran margen de tiempo para reaccionar, es ya una cuestión de negligencia”, afirman familiares de las víctimas, tras tener el conocimiento del fallecimiento de Mauro. “Desde que la llama prende hasta que se monta toda esa nube de humo hacia arriba debió de pasar un tiempo, el que habrían podido tener Mauro y Paola para poder escapar del infierno”, añade un familiar.

La Policía Nacional abrió una investigación para concluir con la causalidad de dicho suceso.  Acordando con la policía científica experta en incendios, el presunto detonante que provocó el fuego apunta a un posible fallo eléctrico en un enchufe sobrecargado del comedor de los residentes del primer piso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X