Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

INGRESADO UN BEBÉ EN MÁLAGA TRAS SUFRIR LESIONES CEREBRALES Y FRACTURAS POR PARTE DE SU PADRE

El padre ha sido detenido por un presunto delito de maltrato infantil y presenta una orden de alejamiento de su hijo tras ocasionarle graves lesiones cerebrales y fracturas en las costillas y en una de las tibias. El bebé presentaba un hematoma cerebral y sangrado en un ojo. Dichas lesiones son compatibles con el síndrome del bebé sacudido, una forma de maltrato que ocasiona una lesión cerebral grave que puede provocar daños irreversibles o incluso inducir a la muerte, puesto que destruye las células cerebrales del niño e impide que el cerebro obtenga suficiente oxígeno.

El pasado jueves 24 de agosto los padres llevaron al menor al hospital Materno Infantil de Málaga e ingresó inmediatamente al presentar esta sintomatología coincidente a la perfección con el síndrome del bebé sacudido. Dado a la gravedad de la situación y el mal estado del bebé, las sospechas de los sanitarios apuntaban al progenitor como posible maltratador infantil, por lo que informaron al juzgado.

El Grupo de Menores (Grume) inició una investigación, según informa la Policía Provincial, a instancias del juzgado de Instrucción número 11 de Málaga tras agilizar el protocolo de malos tratos por parte del centro médico, con su respectivo parte facultativo. Gracias a dicha investigación se ha podido confirmar que el bebé, de dos meses de edad, vivía con sus padres, ambos extranjeros, en un domicilio de una localidad de málaga. Además, también es sabido que el único contacto que se ha establecido con el menor ha sido por parte de su abuela materna, eventualmente, por lo que las indagaciones no apuntan a más posibles sospechosos.

Llegaron los interrogatorios. Según el testimonio del padre, el bebé empezó a convulsionar cuando jugaba con él en sus rodillas, simulando el trote de un caballo. La madre, por su parte, se hallaba en otra habitación durante el momento de lo acontecido, preparando un biberón, por lo que, según las declaraciones, no presenció la escena.

Sin embargo, según las acotaciones de los expertos sanitarios, así como el resultado de las diligencias, no tiene cabida tal explicación como determinante de lo sucedido, puesto que las lesiones que presenta la criatura no son compatibles con un simple juego. De esta manera, los agentes procedieron al arresto del progenitor el pasado martes 1 de septiembre como supuesto responsable del delito. Posteriormente, el día 2 de septiembre, tuvo lugar el dictamen de la orden de alejamiento del investigado sobre su hijo.

El bebé permanece ingresado en el hospital a la espera de su mejora y la evolución de sus lesiones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X