Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

TODAS LAS FERIAS Y CONGRESOS COMPROMETIDAS

A partir de marzo de 2020, todos los eventos feriales de España, o de otros tipos pero siempre anuales, se han visto muy afectados por la pandemia de coronavirus hasta el punto de ser cancelados. En efecto, el último evento que se celebró con total normalidad fue la manifestación por el Día de la Mujer del 8 de marzo. Eventos tan destacados como la Semana Santa debieron suspenderse totalmente en cuanto a los desfiles, y para ferias tan codiciadas por los jóvenes como las Fallas de Valencia estudiaron las posibilidades de aplazamiento, aunque todas las de carácter municipal no se han podido hacer para 2020.

Una cuestión importante de las ferias y congresos es su objetivo de atraer a tantas personas como sea posible para fomentar la participación ciudadana en determinados sectores. Debido a ello, la enorme posibilidad de contagios exige que se tomen muchas medidas, y también se recurre a las redes sociales y a las reuniones telemáticas para gestionar estas empresas.

Durante la primavera, parecía viable que estos eventos pudiesen ser pospuestos para ser celebrados a partir del otoño. Sin embargo, con la nueva normalidad y especialmente en las vacaciones de verano, los índices de contagio en España han crecido de forma tan desmesurada que se ha convertido en una imposibilidad la garantía de que ninguna celebración popular se pudiera efectuar con seguridad.

Por el momento, para la época de otoño, quedaban previstas en todo el país unas 120 ferias. Las industrias más comunes de tales eventos son la cosmética, el ocio y tiempo libre, y la construcción de máquinas, y a su vez, 38 de estas ferias tendrían lugar en Madrid. Pero lamentablemente, no hay nunca total certeza a largo plazo de qué se podrá hacer.

Según la Asociación de Ferias Españolas (AFE) y la Asociación de Palacios de Congresos de España (APCE), más de 190 ferias y 270 congresos de España se han suspendido o aplazado por el coronavirus, y se estima la pérdida de 28.000 millones de euros por más de 3.300 eventos cancelados en toda Europa.

Para tratar de sofocar este derrumbe, la recomendación más adecuada siempre puede ser cualquier gestión vía telemática que sea posible, para mantener la organización empresarial y el empleo activos, y el traslado de lo programado para 2020 a futuras ediciones, sesiones y certámenes esperados para 2021. Además, ante esta situación, la principal misión política ha sido la garantía de los desplazamientos entre la Unión Europea, que difícilmente ha sido posible.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X