Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

EL DÍA MUNDIAL DEL TURISMO SE ENFOCA EN ZONAS RURALES

El domingo 27 de septiembre se celebró el Día Mundial del Turismo (DMT) en unos tiempos que están siendo especialmente difíciles para este sector. En efecto, la pandemia por coronavirus ha provocado un drástico declive en el turismo, forzando la suspensión de muchas actividades programadas y la reducción de negocios y de personal. Ningún país se ha visto exento de este problema, pero aquellos cuyo principal motor económico es el turismo están viviendo las consecuencias con mayor gravedad. Según la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas (OMT), actualmente están en riesgo entre 100 y 120 millones de empleos turísticos.

La principal novedad para la celebración del DMT en su cuadragésimo aniversario es que, por primera vez en su historia, no estuvo auspiciado por un solo estado miembro de las Naciones Unidas, sino de forma conjunta por los componentes del bloque MERCOSUR, es decir, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, contando con Chile como asociado. Las grandes ciudades han mantenido su atracción viajera, pero el DMT de 2020 ha prestado atención a otros lugares que tienen menor desarrollo tecnológico.

Las zonas rurales son importantes proveedoras de empleo, especialmente para jóvenes, aunque con menos preparación para afrontar una crisis económica y sanitaria. Dichas zonas vienen a constituir este año el tema central del DMT, cuyo lema “Turismo y desarrollo rural” pretende que el turismo favorezca el patrimonio cultural y natural en áreas poco o nada urbanizadas con nuevas oportunidades. Como refuerzo, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), apoyado por la OMT, ha puesto en marcha una herramienta web de tecnologías verdes para negocios de hostelería con el fin de asegurar un turismo sostenible.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ensalzó a España como destino turístico para el DMT de 2020. Caracterizada por sus muchos paisajes naturales, España constituye un escenario ideal para incitar al turismo rural, pero ha sufrido un severo golpe por el COVID-19 que le ha procurado una imagen muy crítica en el marco internacional. De este modo, para poder entregarse totalmente a esta tarea, España precisa bajar sus índices de contagio; solo un esfuerzo cooperativo y prolongado entre empresas e individuos puede hacer frente a la crisis y apostar por el desarrollo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X