Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

LA CREACIÓN DE LA RADIO TUVO MÁS DE UN CAMINO

La radio fue el medio de comunicación que experimentó por primera vez la propagación a través del vacío, la no necesidad de un transporte físico para la emisión y recepción de mensajes. Dicho fenómeno se basa esencialmente en la modulación de las ondas electromagnéticas que en conjunto componen el espectro radioeléctrico. Se trata pues de uno de los avances tecnológicos más importantes de la historia, ya que permitía unas transmisiones más amplias de información.

Los diferentes usos que tuvo el medio radiofónico le brindaron un desarrollo muy rápido que ha permitido que hoy en día podamos gozar de sus ventajas. Su paso por el siglo XX se puede resumir en alrededor de una primera mitad en la que destacó el modelo monopolizado, caracterizado por un mayor control gubernamental y mucho espacio para la propaganda, mientras que en la segunda mitad del siglo, la tendencia comercial, musical y de entretenimiento, que ya existía desde los años veinte, fue creciendo mucho.

No se puede atribuir el origen de la radio a una sola persona, ya que fueron varios los científicos e inventores que introdujeron nuevos materiales y fórmulas que configuraron la radiocomunicación. Se deben destacar cuatro personalidades trascendentes para este fenómeno revolucionario: James Clerk Maxwell, artífice de la teoría de las ondas electromagnéticas; Heinrich Rudolf Hertz, quien descubrió cómo producir y detectar dichas ondas; Nikola Tesla y Guglielmo Marconi. Es a este último a quien más se le ha reconocido la creación de la radio, pero realmente no fue él solo y su rol ha sido objeto de mucha polémica, traduciéndose en una puja entre él y Telsa.

Uno de los antecedentes de la radio fue el telégrafo, el principal medio usado en el siglo XIX para la codificación y transmisión de mensajes con señales eléctricas. Marconi inventó el telégrafo sin hilos y en 1899 realizó la primera transmisión entre dos puntos (uno francés y otro inglés) separados por el Canal de la Mancha a 84 kilómetros. Por su parte, al descubrir cómo transmitir energía electromagnética sin cables, Tesla patentó en 1897 el primer radiotransmisor, aunque, un año antes, Marconi había creado un primer aparato receptor de ondas hertzianas.

Se deben tener en cuenta también las contribuciones de Aleksandr Popov y Julio Cervera. El primero creó la primera antena, facilitando las comunicaciones a distancia, por lo que fue reconocido como inventor de la radio en Oriente. Telsa fue reconocido oficialmente como su inventor en Occidente en 1943, cuando la Corte Suprema de Estados Unidos le concedió los derechos de las patentes. Lo que hizo Cervera fue poner en marcha el primer sistema de comunicación que permitía la voz humana, que hizo su primera transmisión entre Albacete e Ibiza en 1902.

Poco antes de la Primera Guerra Mundial se crearon los primeros aparatos portátiles de radio, concretamente la radio galena. Básicamente, por aquel entonces se habían producido muchas innovaciones en los campos del transporte, la electricidad y otras industrias. Un gran estímulo para los nuevos inventos fue la competencia entre inventores y/o compañías, lo que al final dio protagonismo a las nuevas potencias industriales como Estados Unidos y Alemania.

De no ser por la competencia, las grandes creaciones que conocemos difícilmente hubiesen evolucionado con las décadas para ser como son a día de hoy. Si no se hubiesen puesto en marcha diferentes receptores de radio que se fuesen mejorando desde los primeros años del siglo XX, los siguientes avances que tomaron una gran referencia de la radio, como lo fueron la televisión y, después, la computación e Internet, podrían haber tardado mucho más en aparecer.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X