Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

EL LINCE IBÉRICO ALCANZA LOS 825 EJEMPLARES EN 2021, FRENTE A LOS 94 QUE HABÍA EN 2002

El lince ibérico (Lynx pardinus), una de las especies animales más amenazadas del mundo, continúa su próspera recuperación. Gracias a las medidas adoptadas para evitar su extinción, los 94 ejemplares existentes en 2002, han pasado a sumar una cifra de 825 en lo que llevamos de 2021.

Según información aportada por la fundación Biodiversidad, ¨el Peligro Crítico de Extinción¨ de los linces ibéricos, se debe a la caza masiva y descontrolada de la especie a lo largo del siglo XX, unido a la falta de alimento, la enfermedad y los atropellos que sufre este tipo de felino en la actualidad. Es por ello que sin el esfuerzo y el trabajo empleado durante las últimas dos décadas en nuestro país, no sería posible la existencia de este felino en la Península.

La gravedad del asunto se empezó a tratar en 2002, cuando se puso en marcha el proyecto LIFE, al quedar tan solo 94 ejemplares de lince ibérico. La iniciativa, apoyada por la Comisión Europea, nació con la finalidad de reducir las muertes del animal, a su vez que se vigilaban las poblaciones de conejos, la principal fuente de alimento del lince.

¨Uno de los retos a abordar fue la interrupción de la caza. La mayoría de la población lincera se encontraba en fincas privadas y terrenos gestionados por sociedades de cazadores, por tanto fue necesario establecer convenios de colaboración. También se realizó un programa de concienciación para acabar con la colocación de cepos y lazos¨, afirman fuentes relativas a Telecinco. Así pues, el lince ibérico, a día de hoy vive en libertad en los parques de Doñana o Sierra Morena, bajo la constante observación de las cámaras ocultas del proyecto LIFE. Entre las eficientes medidas que han permitido la mejoría de las poblaciones de esta especie, se encuentra la liberación de cinco linces el pasado 2020 por parte de la Junta de Andalucía en distintas zonas de expansión y reintroducción de la especie de la comunidad.

A su vez, cabe destacar el inicio de la nueva propuesta: el Proyecto Life Lynx Connect, que servirá para conectar los diferentes hábitats de lince Ibérico en España -Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha- y en Portugal, de tal forma que se pueda asegurar una población autosostenible y genéticamente viable de la especie en un periodo de cinco años.

Berta Santiago Egido

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X