PASTA DE QUESO FETA: LA RECETA MÁS VIRAL DE TIKTOK

La plataforma de TikTok no nos deja despegarnos de ella y es que cada vez hay algo nuevo que nos engancha. En esta aplicación va todo tan rápido que las tendencias cambian por semanas. Uno de los temas que está cobrando un gran público interesado, gracias al mayor número de adultos presentes (sobretodo tras la cuarentena), es… ¡LA COCINA!

Hay miles de recetas y tips con las que puedes aprender a cocinar platos riquísimos y originales que nunca habías probado. Estas semanas hemos podido comprobar que hay un plato que sobresale del resto y todos los usuarios, incluso celebrities, están reproduciendo en sus casas: La pasta de queso feta.

Si eres un adicto a TikTok como nosotros seguro que habrás visto algún vídeo y si no has probado hacerla, os lo recomendamos, después de probarla no nos extraña nada que sea tan viral. Es muy fácil de hacer ya que apenas se necesitan ingredientes: tomates cherry, queso feta y pasta.

Pero, ¿sabías donde empezó esta receta?

Cada vez nos sorprendemos más por cómo funcionan las modas por internet y es que esta receta en concreto se viralizó hace más de DOS AÑOS.

La pasta con queso feta ni siquiera empezó en TikTok, sino en las stories de Instagram. La influencer finlandesa Jenni Häyrinen, más conocida como @liemessa, explicó a la revista online Food52 como tras subir la receta hace dos años, el vídeo casi 3 millones de visitas y las ventas de queso feta en su país, Finlandia, se triplicaron. Recientemente,  compartió una publicación en Instagram recreando la receta de moda creada por ella misma. Nos cuenta cómo en esa misma cocina hace dos años fue donde creó su primera pasta de queso feta o como lo llamó ella utilizando el hashtag #uunifetapasta.

@liemessad

La receta original para cuatro personas como ella misma nos cuenta es la siguiente:

INGREDIENTES

  • 400 gr de pasta
  • 1 bloque de queso feta
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1/2 chile rojo
  • 500 gramos de tomates cherry
  • 4 dientes de ajo (opcional)
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Hojas frescas de albahaca

MODO DE PREPARACIÓN

Coge una bandeja para horno y vierte aceite en ella. Coloca los tomates cherry en la bandeja y espárcelos por ella haciendo un hueco en medio. En ese mismo hueco, coloca el bloque de queso feta en el medio de la bandeja con el ½ chile rojo picado por encima. Tras esto, añade una buena cantidad de aceite de oliva por encima de toda la bandeja. Puedes sazonar con sal y pimienta al gusto. Jenni recomienda poca sal ya que el queso feta es bastante salado. Mete la bandeja al horno durante 15 minutos a una temperatura de 200ºC con calor arriba y abajo. A continuación, cambia a la opción de gratinar y eleva la temperatura a 225 durante 10 minutos más.

¡Esperemos que os guste tanto como a nosotros!

Sandra Cornello Corrales

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X