LA CUP SE DIVIDE: ENDAVANT DICE NO, POBLE LLIURE SÍ

Los pactos para formar un Govern en Cataluña avanzan. Tras las elecciones del 14 F y el veto de los partidos independentistas al ganador de las elecciones, el PSC, la única vía posible para formar un gobierno secesionista es la unión de los escaños de ERC, Junts y la CUP. Sin embargo, este último puede ser la llave o el obstáculo a la formación de un Ejecutivo catalán independentista.

El partido anticapitalista está formado por varios partidos distintos unidos y los dos principales son Endavant y Poble Lliure. Estas dos formaciones tienen opiniones distintas a la hora de si formar parte del Ejecutivo catalán o no, Endavant se posiciona en contra pero Poble Lliure no.

En un documento que los de Endavant han redactado se puede observar su negativa a formar parte del Govern. “Para avanzar en la ruptura con el Estado, la CUP no puede formar parte de ningún Gobierno autonomista, ni tampoco ser el apoyo para los recortes y privatizaciones que vendrán impuestos por la UE y el Estado español. Y, todavía menos, avalar la idea de que la autodeterminación la conseguiremos a través de un proceso de negociación con el Estado español“, explica el documento. De esta forma Endavant cierre casi por completo la puerta a otorgar el apoyo a ERC por su estrategia para conseguir la independencia de Cataluña.

Además, también señalan que “sería un error confiar la conformación de un Gobierno unitario independentista como elemento que pueda generar por sí solo un nuevo embate independentista con capacidad de desestabilizar el Estado y materializar la autodeterminación” y expone que la CUP no debería “participar en un Gobierno autonómico bajo la tutela de ERC o Junts”, llevando a cabo “una acción institucional de oposición tanto al soberanismo gubernamental como a los frentes amplios de izquierdas liderados por el PSOE”.

El apoyo de la formación anticapitalista se muestra complicado de obtener pero no haría falta su voto favorable en la segunda vuelta para que Pere Aragonès fuese investido President de la Generalitat, bastaría con una abstención. Sin embargo, tanto ERC como Junts deberán hacer concesiones a los anticapitalistas para que estos permitan un Govern independentista para los próximos 4 años.

Mónica Giner González

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X