VACACIONES Y OKUPAS: ¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

Cada vez en más común que pongamos alarmas en nuestros hogares, cámaras de seguridad o puertas blindadas que no ayuden a mantener el control y la seguridad en nuestro hogar si tenemos que salir por un tiempo. Actualmente son muchas las personas que optan por este tipo de sistema de seguridad para proteger sus casas y es que los ladrones no son la principal preocupación, sino los okupas.

Se acercan las vacaciones de verano y con ellas, las escapadas y los viajes en los que dejamos la casa sola. Es por tanto época de okupas, esas personas que buscan edificios vacíos o casas que llevan solas un tiempo para ocuparlas y poder vivir en ellas. Es decir, consiste básicamente en apropiarse de forma ilegal de un piso o edificio abandonado que no tenga habitantes en ese momento.

Fuente: Diario Montañés

Es por ello que llega la época de tener a mano el contacto de los profesionales que pueden ayudarnos con este problema. Además de tener una alarma de seguridad, podemos acceder a otro tipo de servicios en nuestro hogar, entre ellos poder contactar de manera urgente con un cerrajero. Podemos encontrar cerrajeros en Barcelona que podrá sacarnos de algún que otro apuro en estos casos, Ya que se dedican a hacer trabajos que tiene que ver con la apertura de puertas, arreglo de cerraduras o incluso te podrán ayudar con la instalación en tu hogar de unas puertas antiokupa.

Por si no estás muy puesto en esto de las puertas antiokupa, te damos algunos detalles sobre las mismas: normalmente suelen tener varios puntos de cierre, lo que hará mucho más complicada la apertura de la puerta, haciendo que el ruido sea mayor y los vecinos se alerte de que algo pasa. De esta manera será más fácil que alguien pueda llamar a la policía.

Fuente: A. Mingueza

Estas puertas no cuentan ni con pomo ni con mirilla y se abren hacia fuera, por tanto, diríamos que no son aptas para que el propietario resida en la vivienda, pero ayudarán a que la casa no pueda ser ocupada y pasa largos periodos de tiempo cerrada. Normalmente suelen ser puertas fabricadas con planchas de hierro macizo y su grosor y peso dependerán del tipo de puerta que se solicite. Está claro que son de las mejor opciones que hay en el mercado para evitar la creciente ocupación que se produce en España, cada vez de manera más frecuente.

Los precios pueden oscilar entre los 1.000 o 1.300 aproximadamente, dependiendo de la empresa, con montaje incluido. Además, contarás con una tasa por alquiler fijada por la empresa y que elevará un poco más el uso de estas puertas.

Esther González González

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X