LA LUZ SOLAR Y SUS BENEFICIOS PARA EL ROSTRO

La luz solar es una de las fuentes naturales que mejor vienen para un buen cuidado de la piel, si bien es cierto que se debe hacer un uso adecuado de ésta. Se acerca el verano y son muchas las personas que abusan de la luz solar con tal de conseguir el “moreno perfecto”. Si sigues los consejos que te vamos a proporcionar en este post, también podrás conseguir algún tono más del que tienes y de la manera más sana para tu piel.

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), considera que la luz solar es “necesaria para la vida en nuestro planeta”. Además, apela a que los seres humanos “somos homeotérmicos, lo que significa que no dependemos de la luz solar para regular y mantener nuestra temperatura. Nuestra principal fuente de calor es nuestro metabolismo”.

Teniendo en cuenta esta información profesional, llegamos a la conclusión de que la luz solar no es necesaria para los seres humanos pero si beneficiosa si hacemos un buen uso de ésta. Si abusamos de tomar el sol más tiempo de la cuenta, empezaremos a notar en nuestro rostro algunos de los efectos negativos de la alta exposición solar: sequedad, arrugas, manchas, más acné de lo normal, e incluso quemaduras debido a una exposición extrema a la luz solar. Sin olvidar, los graves problemas en los que puede derivar la alta exposición a la luz solar: el cáncer de piel. Sin duda, expertos como Botica Farma, son los más indicados para darte información sobre este aspecto, pero te vamos a contar algunos consejos que debes saber.

Fuente: Pixabay

Teniendo en cuenta cuáles son los contras de la luz solar, vamos a adentrarnos en las cosas positivas que nos puede traer la luz solar con una exposición controlada a ella. Como decimos, la luz solar no es necesaria, pero si beneficiosa. De hecho, con la cuarentena debido al Covid-19 hemos podido ver que la luz solar puede influir en los ciclos de descanso, es decir, es probable que si no nos exponemos cierto tiempo a la luz solar, nuestro sueño sea menos reparador. Ni que decir tiene que nos olvidamos de la vitamina D proporcionada por ella.

BENEFICIOS

  • Vitamina D: El cuerpo va a producir este tipo de vitamina cuando la piel está en contacto con la luz del sol.
  • Mejorar el aspecto de tu rostro con unos 30 minutos de exposición a la luz solar. No abusar de esta exposición ya que un mayor tiempo puede supone la línea entre ser beneficioso o perjudicial.
  • Evitaremos la aparición de arrugas, enfermedades de la piel…

Por tanto, es importante saber que la falta de luz solar en nuestro organismo puede ser negativo, por lo que un consumo responsable de esta luz solar debe ser algo normal en nuestro día a día. Además, si nos cuenta conseguir momento en los que tomar el sol para satisfacer algunas necesidades de nuestro organismo, debemos tener en cuenta que al menos 30 minutos de exposición sola es necesaria (sin pasar este periodo de tiempo para evitar los citados problemas que pueden supone en nuestra piel, tanto en el rostro como en el resto del cuerpo).

Esther González González

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X