DOLORES DELGADO INCLUYE EN EL COSNEJO FISCAL A MIEMBROS DE SU ANTIGUA ASOCIACIÓN

La fiscal general de Estado, Dolores Delgado se ha situado en el centro de la polémica por los nuevos nombramientos del Consejo Fiscal. Delgado que no es ajena a las críticas ha sido reprendida por la oposición por incluir en este consejo a miembros de la asociación a la que anteriormente pertenecía, Unión Progresista de Fiscales (UPF).

Entre los puestos que Delgado ha asignado a distintos miembros y exmiembros de UPF destacan la plaza de Fiscal de Sala en asuntos de Violencia de Género o fiscal de la Sala de servicio de Inspección. Estos puestos han sido designados para Teresa Peramato, actual presidenta de la asociación Unión Progresista de Fiscales y a Toña Sanz, ex miembro de UPF y antigua compañera de Dolores Delgado en su paso por la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Además, uno de los ex presidentes de Unión Progresista de Fiscales, Emilio Fernández ha sido elegido como fiscal superior de la comunidad de Castilla La Mancha.

“Sus propuestas lo son de acuerdo con los votos emitidos por los vocales electivos por la lista de la Unión Progresista Fiscales, y ello a pesar del principio de mérito y capacidad que debe regir en cada propuesta de nombramiento que se remita al Consejo de Ministros” ha señalado la Asociación de Fiscales (AF) respecto a los nombramiento de la fiscal general, Dolores Delgado. Quienes además han expresado en un comunicado su desacuerdo con los nombramiento y con las decisiones de Delgado. “Transcurrido más de un año desde su toma de posesión, los concursos para la cobertura discrecional siguen un orden en cuanto a las plazas concretas y un ritmo en cuanto al tiempo de publicación que obedecen a una estrategia solo conocida por la fiscal general del Estado

Mónica Giner González

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X