FALLECE MILA XIMÉNEZ TRAS MESES LUCHANDO CONTRA EL CÁNCER

Mila Ximénez ha fallecido a los 69 años, doce meses después de que le fuera diagnosticado un cáncer de pulmón. La icónica coloboradora televisiva, que hizo público su diagnóstico en junio de 2020: “Lo supe el lunes y he pasado mucho miedo y lo sigo pasando, cuando me despierto de la siesta pienso que no es normal”, confesó en una llamada a Jorge Javier Vázquez.

Sin embargo, con el paso de los meses la situación empeoraba. “Tengo metástasis, está en los pulmones, en el hígado y más partes”, decía en julio en Sábado Deluxe, convencida, sin embargo, de que podría recuperarse. Este mes de marzo, tras varias semanas ausente de los platós, Mila reaparecía en televisión después de un mes “sin poder salir de la cama”, tal y como ella misma confesaba. Admitía que estaba siendo muy difícil porque no solo seguía con la quimioterapia sino también con “un tratamiento durísimo para no perder de todo el pelo“. “Me encuentro bien pero mañana no lo sé”, comentaba la colaboradora, que pese a la adversidad no quiso ver la situación “como una tragedia”. “Si esto me dura dos años, los 70 es una edad muy elegante para morir”, decía sin perder su ácido sentido del humor, pero admitiendo que rezaba porque quería vivir. “Ya no tengo miedo y pasará lo que tenga que pasar“, insistía.

Mila ha estado hasta el último momento arropada por el cariño incondicional de su familia, especialmente de su hija Alba, que se desplazaba hace unos días desde Ámsterdam para estar junto a ella, y sus hermanos, Encarna, Concha y Manolo, sus grandes apoyos. Sus amigos de trabajo tampoco se separaron de ella durante estos duros meses de tratamiento, en los que era habitual verles acompañándola al hospital o en las escasas salidas que realizaba la periodista sevillana. Algunos de los más íntimos han podido estar con ella para despedirse y otros, como Ágatha Ruiz de la Prada o Christian Gálvez le han enviado emotivos mensajes de cariño en lo últimos días.    

El pasado jueves 10 de junio, Mila Ximénez fue ingresada en el Hospital La Luz de Madrid tras acudir a una prueba y un día después recibía el alta y regresaba a casa para estar junto a su círculo más cercano, que no le soltó la mano en ningún momento. Una de las últimas ocasiones en que pudimos verla en público fue en mayo, paseando junto a un amigo, su hermana Concha.

Laura Carbonell Cánovas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X