EL COLOR LO CAMBIA TODO

Todos sabemos la importancia que adquieren los colores en una estancia y cómo influyen en la atmósfera de las habitaciones. No solo es importante cómo esté dispuesto el mobiliario, sino que la paleta de colores que se elija configura cómo nos sentimos dentro de ese espacio. Poder ver unos colores al lado de otros en catálogos, como puede hacerse en esta tienda online de pinturas, nos permite ir imaginando cómo será nuestro salón o nuestro dormitorio ideal con solo un clic.

La escritura en los últimos años de distintos libros que hablan de cómo percibimos sensorialmente los colores y que analizan esos procedimientos de asociación mental que realizamos entre un color y una emoción demuestran la atención creciente que se ha ido generando respecto a la teoría del color.

Así, podemos observar un aumento en la publicación de obras teóricas que explican cómo los colores influyen en nuestra percepción de la realidad y cómo están directamente conectados con nuestras emociones más profundas. Entre ellas destacan Psicología del color: cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón (2004) de Eva Heller, Fundamentos de la teoría de los colores (1978) de Harald Kuppers y El Arte del Color (1961) de Johannes Itten.

Si en Psicología del color: cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón Eva Heller analiza en trece capítulos el efecto que tienen trece colores diferentes en nuestros sentimientos en tanto que experiencias universales que están enraizadas en nuestro pensamiento y nuestra manera de entender el mundo Harald Kuppers en Fundamentos de los colores analiza de manera pormenorizada el uso del color en el campo del diseño. Sin embargo, es Johannes Itten quien menciona los problemas fundamentales del color y su papel en cualquier proceso de creación artística desde una perspectiva científica.

Estos libros pueden ayudarnos a tener una idea clara y concisa de cómo es la relación que tenemos con los colores para poder elegir uno u otro según lo que queramos que se transmita en nuestras estancias.

Es importante tener en cuenta el color previo que tienen los muebles de las habitaciones que vamos a pintar para que no haya discordancias entre el color de la pared y el de los muebles. Por ejemplo, si nuestros muebles son de madera oscura, probablemente nos venga mejor emplear tonos beige o algún blanco roto. No obstante, si queremos darle un toque más fresco también pueden funcionar otros tonos pastel: algún lila, algún verde, algún azul… Ante todo, es esencial que tengamos delante de nosotros la paleta de colores de la tienda online de pinturas donde solemos comprar.

Otra opción que no suele contemplarse es la de cambiar el color de nuestros muebles para renovar el aspecto de un espacio. En este sentido, en los últimos años se han incrementado los procesos de reforma de muebles antiguos a través del lijado y la pintura, lo que permite no solo cambiar la apariencia de muebles que ya no nos convencen sino darles una segunda vida. El asesoramiento personalizado ofrecido por las tiendas de pinturas, la mayoría online, es una ayuda que deberíamos tener en cuenta, ya que a menudo no sabemos qué tipo de pintura funciona mejor según sobre qué superficie trabajemos.

En definitiva, la teoría del color nos ha enseñado cómo hay una serie de aspectos psicológicos que funcionan cuando percibimos los colores y se ha convertido en una herramienta muy útil para ayudarnos a elegir cuando decidimos pintar nuestras paredes teniendo en cuenta el efecto que buscamos en las personas que habitarán ese espacio o acudan de visita.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X