Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

PELICANS APRIETA LA CONFERENCIA OESTE

Con el formato de la `burbuja´ establecido por la NBA, la liga de baloncesto americana ha intentado que los partidos de temporada regular que quedan sean vitales para las aspiraciones de los equipos. Un claro ejemplo son los Grizzlies, que, tras asentarse esta temporada en el octavo puesto, ahora tienen que defenderlo y además intentar sacar ventaja a sus rivales para evitar el play-in (enfrentamiento por hacerse con el octavo puesto y entrar a playoffs).

El equipo de Memphis ha sido toda una sorpresa esta campaña, ya que, tras la pérdida de grandes jugadores durante estas temporadas, ha sabido reconstruirse y encontrar joyas como el próximo rookie del año, Ja Morant. A pesar de realizar una buena campaña, desde que han llegado a la burbuja han perdido todos los encuentros y ya tienen a equipos como Blazers, Spurs y Pelicans acechando.

La dura realidad es que han perdido estos encuentros contra los rivales citados anteriormente, estos partidos eran clave para aventajar y asegurarse entrar en playoffs. Contra los Blazers el partido llegó a la prorroga tras perder una buena ventaja y dejar vivos a los de Damian Lillard, contra los Spurs perdieron tras un grave error en defensa y contra los Pelicans no pudieron hacer nada. La victoria de Pelicans, sumada a la derrota de Spurs frente a Sixers, hace que la Conferencia Oeste se apriete de gran modo, siendo los partidos que quedan vitales para los equipos.

En los partidos de anoche, el duelo de rookies entre Zion Williamson y Ja Morant se lo llevo el de los Pelicans. Zion había tenido minutos restringidos en los primeros encuentros, pero en el día de ayer pudo disputar 25 minutos, en los que dejó 23 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias. En cambio, Ja Morant realizó un mal partido con pésimos porcentajes en el tiro. Respecto al otro encuentro, como ya se ha comentado anteriormente, Sixers se llevó la victoria frente a los Spurs.

En este último partido, quedó demostrado que los Sixers sigue siendo un equipo irregular, ya que ganaban cómodamente de 14 en el último cuarto y a falta de 7 segundos perdían por dos puntos. La salvación para los de Philadelphia fue el triple decisivo del joven Shake Milton, que sumado a las actuaciones de Joel Embiid con 27 puntos y Tobias Harris con 25, fueron de gran ayuda para la victoria. En los Spurs, destacaron DeRozan con 30 puntos, Rudy Gay con 24 y Derrick White con 20. Los Sixers deben de ser más regulares sino quieren irse a las primeras de cambio fuera de los playoffs, mientras que Spurs debe de ganar todos los partidos posibles para hacerse un hueco en una Conferencia que está que arde.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X