Tu Radio Jóven con todos tus éxitos favoritos 24 horas al dia.

¿Cómo influye la música en la decisión de compra?

La música está presente en el día a día y afecta a nuestro comportamiento sin darnos cuenta. Es capaz de cambiarnos el estado de ánimo, alejarnos de las preocupaciones e incluso mejorar nuestra salud. Es un estímulo fundamental en la vida de las personas y las marcas lo saben. Es por ello que juegan con los sonidos para provocarnos sensaciones diferentes.

La música influye en nuestras decisiones

La música tiene un gran poder sobre nosotros y puede cambiar el rumbo de nuestras compras sin darnos cuenta.

Por ejemplo, un ritmo lento hará que paseemos de una forma tranquila por la tienda, que nos fijemos con detenimiento en los productos y prestemos mayor atención, lo que se traduce en invertir más tiempo en el local.

Por el contrario, aquella con un ritmo rápido acelerará nuestro paso, llevándonos a hacer compras impulsivas, pasando menos tiempo en el establecimiento.

Objetivos comerciales de la música

Existen principalmente cuatro objetivos de la música en los establecimientos comerciales:

– Llamar la atención de los consumidores potenciales.

– Diferenciar la tienda o marca del resto de la competencia.

– Generar emociones positivas.

– Proporcionar un clima agradable con diferentes elementos sensoriales dependiendo del público objetivo al que va dirigido.

A la hora de escoger la música para un establecimiento comercial, es esencial tener en cuenta el target. Una canción de los 80 llamará más la atención a personas a partir de los 60 años que a jóvenes. Por otro lado, un volumen alto de la misma hará que las de mayor edad la rechacen mientras que los adolescentes se sientan más atraídos por ella.

Al margen de todo esto también existe un componente individual, nuestro estado anímico y gustos, pero la música desempeña un papel primordial en el mundo del consumo.

El género musical importa

Los diferentes géneros musicales pueden incitar al comportamiento de compra o todo lo contrario.

Música como el jazz, instrumental o clásica crea un clima agradable y cómodo que nos llama a adquirir y a invertir mayor cantidad de dinero en un producto. Es por ello que más del 60% de las personas que entran a una tienda con esa música efectúan una compra.

Si lo comparamos con ritmos más rápidos como la música latina, comprobamos que la estadística baja considerablemente. Solo el 45% de las personas llegarían a comprar algún producto del establecimiento.

El aliado perfecto

Lo ideal es que la música cree una atmósfera en la que nos sintamos cómodos sin desviar nuestra atención de los productos. Es primordial que exista un equilibrio. Por ejemplo, una lista de éxitos del pasado es una apuesta segura, mientras que las canciones actuales de las listas de éxitos serían demasiado llamativas y dejaríamos de centrarnos en la tienda, lo cual sería un gran inconveniente para los comerciantes.

Sin embargo, no todo es la música. Hay otros aspectos que influyen en nuestra decisión de compra como los estímulos visuales y olfativos. Por lo que, si el conjunto es del agrado del consumidor, el 75% se quedará más tiempo en la tienda. Este indicador refleja que, la música combinada con otras características, es un estímulo positivo a la hora de comprar.

La música en los juegos

Al igual que la música nos influye a la hora de comprar, cuando jugamos, queremos que esta acompañe la experiencia pero sin distraernos. Aunque sea de forma inconsciente, la banda sonora puede cambiar por completo nuestra manera de ver el mundo del casino.

En los tiempos que corren, cada vez se están popularizando más juegos como la ruleta online o el blackjack, por lo que estas versiones adaptan la música de su formato original para vivir una experiencia realista. Dependiendo de la temática del juego sonarán sonidos de aventuras fantásticas o incluso, de famosas bandas sonoras. Otra muy buena opción sería el jazz con ritmos pegadizos, pero sin sobrecargar en exceso o clásicos que nunca fallan como Michael Jackson, Queen o Madonna.

Dejando el juego a un lado, cada vez son más marcas de todo tipo las que apuestan por crear playlists en plataformas de streaming que comparten principalmente con sus seguidores, ya sea a través de redes sociales o en su blog. Lo que persiguen con esto es crear una identidad de marca basada en distintas canciones para que el consumidor asocie a la empresa y sus productos al escuchar una canción.

Es innegable que la música es un factor imprescindible en nuestra vida y los expertos en marketing lo saben y desarrollan sus estrategias de venta y consumo, ya sea de forma presencial como online, teniendo en cuenta este aspecto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X