EL SEVILLA SE ALEJA DEL SUEÑO DE LA LIGA

La derrota ante el Athletic Club por 0-1 le pone a seis puntos de la cabeza y se despide casi definitivamente de la lucha por el título.

Los andaluces llegaban a su partido de este lunes con la presión de no poder fallar, conscientes de que con las victorias de los tres de arriba una derrota los dejaba fuera de la pelea.  No ahorraron esfuerzos por conseguirlo y fueron merecedores de algo más, quizás ni siquiera un empate hubiera sido justo, merecieron la victoria. Pero todos sabemos que el fútbol no entiende de justicia y fueron los del Athletic con Iñaki Williams como goleador los que se llevaron los tres puntos, su solitario tanto en el minuto 89 golpeaba duramente a un Sevilla que se veía como posible ganador de la liga más apretada de las últimas décadas.

El partido planteado por los dos equipos no podía ser más dispar, si a los vascos con lesiones y pocos efectivos aguantando el balón les valía el empate, a los sevillistas todo le parecía lento, les pudo la ansiedad y se aceleraron cuando veían que pasaban los minutos y el gol no llegaba, se chocaban una y otra vez contra un gran Unai Simón que desbarataba cada ocasión local.

La segunda parte cambió poco el dibujo, el Sevilla se volcó sobre la portería rival y fue un dominio constante. Reclamaron un penalti que el árbitro no pitó y Lopetegui movió el banquillo para jugar con dos delanteros natos, querían abrir la barrera impuesta por el Athletic en su defensa. Nada les valió, quizás alguien con calma hubiera podido ver más claramente por donde atacar y sobre todo no subir todos al ataque sin control como sí hicieron y les costó perder el partido, en una contra de los de Marcelino llegó el triunfo visitante y el adiós definitivo del Sevilla a la liga.

Victoria Mohedano Arroyo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X